España en la UE: un saldo netamente favorable

España-en-la-UE-un-saldo-netamente-favorableTres décadas de continuo desarrollo

  • Pese a que aumenta el euroescepticimo, los españoles saben que pertenecer a la Unión Europea ha resultado beneficioso
  • En 31 años, nuestro país percibió más 150.000 euros en fondos de cohesión
  • De los 483 kilómetros de autovía en 1986 se ha pasado a 14.000 en la actualidad

A lo lo largo de más de tres décadas, nuestro país ha estado recibiendo fondos comunitarios, que han permitido un desarrollo espectacular hasta el punto de que, en ese tiempo, el Producto Interior Bruto se ha duplicado. Y si cuando ando España ingresó en la UE, la renta per cápita era del 72 por ciento de la media europea de los 12 miembros que entonces componían la CEE, hoy la situación ha cambiado radicalmente hoy. Con una Unión de con 28 miembros, España está en el 94 por ciento de la media, una media que llegó a superar en los años anteriores a la crisis económica, informó el periódico ABC.es.

Citește Ultimele Știri

Preşedintele Klaus Iohannis a solicitat, miercuri, Guvernului "să elaboreze urgent" un proiect de lege care să poată fi adoptat de ...
Citește Mai Mult
Aniversarea a 10 ani de existență a Asociației hispano-române din provincia Cuenca - Vernisajul Expoziției fotografice “În căutarea satului străbun” ...
Citește Mai Mult
Plenul Parlamentului a decis, marţi, constituirea Comisiei speciale comune a Camerei Deputaţilor şi Senatului pentru elaborarea, modificarea şi completarea propunerilor ...
Citește Mai Mult

Hasta 2020, España aún recibirá fondos europeos, pero hoy es ya un contribuyente neto en la Unión Europea, como consecuencia de la llegada de nuevos socios más pobres y de su progreso económico. A nadie se le escapa cuál es la situación real de España, las exigencias que recibe de Bruselas y el elevado índice de paro que padece, pero la perspectiva sería mucho peor si estuviera fuera de la UE.

En conjunto, en estos 31 años, España no sólo ha recorrido un sendero de éxito, sino que también se ha anclado de manera definitiva en Europa, una realidad nada desdeñable, especialmente hoy cuando aumenta la intensidad de los cantos de sirenas que acompañan a las turbias corrientes populistas, según la fuente citada.