Una (medio) rumana en el Museo del Prado: Dolores de Pedroso y Sturdza en la playa de Biarritz

El Museo del Prado (Madrid) alberga un singular cuadro titulado Dolores de Pedroso y Sturdza en la playa de Biarritz, obra del pintor francés Paul-Émile Chabas, alumno, a su vez, de los maestros William A. Bouguereau y Tony Robert-Fleury. Pintado hacia 1912, el cuadro presenta a una de las hijas del matrimonio formado por el español Luis Pedroso y Madan, conde de San Esteban de Cañongo, diplomático y ministro plenipotenciario y la princesa rumana María Sturdza, nieta de Mihail Sturdza (1794 – 1884), hospodar de Moldavia e impulsor, entre otras iniciativas, de la unión aduanera con Moldavia (1848) que habría de favorecer la integración de estos principados rumanos históricos.

Citește Ultimele Știri

DESCARCĂ NOUA APLICAȚIE RADIO ROMÂNUL PE TELEFON PE IPHONE SAU ANDROID! La Radio Românul din Spania ai muzica ta preferată ...
Citește Mai Mult
CEREREA PENTRU DREPTUL LA PENSIE ȘI ACTELE NECESARE SE POT DEPUNE PRIN E-MAIL: Depunerea cererii pentru dreptul la pensie și ...
Citește Mai Mult
Ministrul Muncii şi Protecţiei Sociale, Violeta Alexandru, a publicat un set de instrucţiuni adresate lucrătorilor români care muncesc sau au ...
Citește Mai Mult

Al entierro de María Sturdza 1, madre de Lola, asistiría otra notable rumana, Natalia Kesco, más conocida como Natalia de Serbia, hija del coronel besarabo Petre Kesco y la princesa moldava Puclheria Sturdza – emparentadas, por tanto -. Enterrada inicialmente en París, sus restos serían trasladados en 1940 al panteón familiar en la cripta de la catedral de la Almudena.

Dolores, nuestra protagonista, también tiene en el Prado el retrato de su abuela paterna, Dolores Madán (1846 – 1921), esposa de José Pedroso y Gárderas, primer marqués de San Carlos de Pedroso y en quien, posiblemente, pensaron sus padres para dar su nombre a la niña que aparece en el cuadro. Dolores Pedroso y Sturdza, vestida de blanco y tocada con sombrero, camina feliz, aunque cauta, por la orilla de una playa del que fuera uno de los destinos favoritos de la aristocracia europea del momento, Biarritz.

Aunque eclipsada por sus hermanas María de las Mercedes, por su matrimonio con Richar Dampierre y, sobre todo, por Margarita, entre otras cosas, musa y amor platónico de Juan Ramón Jiménez, Dolores desarrolló una importante labor de investigación y difusión de las danzas tradicionales del mundo y de España – por ejemplo, del flamenco -, así como diversas labores benéficas y culturales, pero no podemos olvidar que fue una de las primeras mujeres corresponsal de guerra de la Historia del periodismo español, destacando por su viaje a Abisinia (actual Etiopía) en plena invasión italiana 2. De ella decía ABC que “se asegura por un corresponsal francés que Dolores ha desempeñado en El Cairo, durante la guerra mundial, el papel de un Lawrence español al servicio de programas imperialistas” 3.

El 2 de marzo de 1986, aquella niña que caminaba cauta y feliz por la playa de Biarritz desaparecía de este mundo. Sirva como recuerdo y homenaje a esta medio rumana que habita el Prado las palabras que escribió en alusión a los poetas:

“El poeta encuentra el camino de su verdad en sueños que traspasan el umbral de lo ignoto a lo visible, dándoles forma, belleza, realidad. […] aquellos que más allá de sí mismos buscan la imagen de Dios y acatan la infinita soledad de su ente; aquellos, en fin, cuyas aberraciones son substratos que no traban el vuelo de sus ideales…” 4

Dacă ți-a plăcut articolul, te așteptăm și pe pagina noastră de Facebook.
Urmărește-ne pe Facebook, mulțumim pentru apreciere!

JORGE MARTÍN

PROFESOR DE HUMANIDADES

NOTAS

[1] María Sturdza aparece como fundadora del Lyceum Club de Madrid en la relación que elaboró Zenobia Camprubí, mujer de Juan Ramón Jiménez. Aguilera Sastre, Juan Las fundadoras del Lyceum Club Femenino Español, Brocar: Cuadernos de investigación histórica, Nº 35, 2011, págs. 65-90, Universidad de la Rioja.

“El Lyceum Club Femenino Español es, probablemente, la asociación más conocida el feminismo español, sin duda la más citada en todo tipo de estudios, especializados o no, sobre la situación de la mujer en España y su lucha por la igualdad y por la emancipación” (pág. 66).

[2] Pablo, Santiago de El papel de los corresponsales en la guerra civil española: homenaje a George Steer, Gernika-Lumoko Udala 2003.

Champourcin, Ernestina de La ardilla y la rosa: Juan Ramón en mi memoria, 1981, Los Libros de Fausto.

[3] ABC, 12 de enero de 1947.

[4] ABC Sevilla, 13 de mayo 1961.

Fuentes consultadas: Ver bibliografía en las notas anteriores.

Foto: Museo Nacional del Prado / www.museodelprado.es